+34 91 816 12 16 [email protected]

Las mamparas de oficina son una solución ideal tanto para los trabajadores como para los directivos de una empresa. Son baratas y contribuyen a mejorar notablemente la concentración de los empleados, proporcionando la privacidad necesaria para que pueda centrarse por completo en sus tareas, evitando cualquier tipo de distracción.

Es evidente que la tendencia de los diseños abiertos de oficina supuso una auténtica revolución en la década de los 60, cuando las empresas más vanguardistas del momento empezaron a tirar las paredes abajo para crear salas completamente abiertas en las que se colocaban mesas que eran compartidas por varios empleados. Ciertamente, esta tendencia de diseño trajo consigo un gran ahorro para los empresarios al no tener que crear un despacho individual para cada trabajador.

Agradable espacio de trabajo

El problema es que este modelo no fue tan eficaz como se pensaba, pues los empleados estaban expuestos a más distracciones y se desconcentraban con facilidad. Y, aunque eran conscientes de ello, no siempre contaban con los recursos suficientes para invertir en un despacho para cada trabajador. Es así como surgió el concepto de mampara, la solución perfecta para crear espacios semicerrados donde los empleados podían disfrutar de mayor privacidad y concentrarse sin tener que aislarse por completo. Además, gracias a ello, no se perdía el contacto entre los trabajadores.

En Instalaciones Torrejón contamos con mamparas de oficina modulares fabricadas en una amplia variedad de materiales, como madera, cristal, vidrio y aluminio, ofreciendo a las empresas de San Fernando de Henares y de toda la provincia de Madrid la posibilidad de separar ambientes sin necesidad de hacer obras. El hecho de contar con distintos materiales nos permite aprovechar y adaptar cada espacio de trabajo a nuestras necesidades. Por ejemplo, aunque los modelos más habituales de mamparas de oficina son los rectangulares y los cuadrados, también podemos encontrar otras opciones en el mercado.

Y lo mejor de todo es que el tiempo de montaje es mínimo, por lo que la empresa no se verá obligada a cerrar ni a perder dinero. De hecho, una de las mayores preocupaciones de los empresarios a la hora de dividir espacios en su oficina es el tiempo que puede perderse mientras duren las obras, lo que obviamente conlleva una gran pérdida económica. En este sentido, instalar mamparas de oficina en San Fernando de Henares es una gran solución para evitarlo, ya que generalmente no se tarda más de un día en realizar el montaje. Además, el ruido y la suciedad que se producen al levantar muros de obra desaparecen con las mamparas de oficina.

Con la ventaja de que también son fáciles de desmontar y de reorganizar cuando sea necesario. Todo ello, sin renunciar a la solidez de una pared cerrada o semicerrada que separa dos espacios de trabajo.

En cuanto al tema del ruido, aunque el grosor de las mamparas de oficina es reducido, lo cierto es que este tipo de paredes proporcionan un gran aislamiento acústico, lo que las hace ideales para crear áreas en las que necesitemos hablar con cierta intimidad, tanto despachos como salas de reuniones.

Por último, cabe destacar que instalar mamparas de oficina en San Fernando de Henares es mucho más barato que construir una pared de obra. Y no sólo eso, sino que además ahorraremos costes en la factura de electricidad, pues no necesitaremos usar tanta luz artificial, sino que podremos aprovechar la luz natural gracias a las mamparas de cristal, por ejemplo.