+34 91 816 12 16 [email protected]

La edificación y montaje de los espacios públicos supone actualmente uno de los grandes retos para los expertos en interiorismo. La naturaleza de estos espacios hace que estén expuestos a un uso constante y continuado que, en muchas ocasiones, lleva al deterioro prematuro de las instalaciones. expired sites Por ello, es necesario analizar bien cuáles son las herramientas que mejor se adaptan a las necesidades de este tipo de espacios.

La cantidad de materiales que existen actualmente en el mercado hacen que la decisión sea difícil y, lamentablemente, el tiempo corre siempre en contra. Se necesitan soluciones rápidas y que den buenos resultados. Además, hay que tener en cuenta la higiene. Muchos de los espacios públicos de los que estamos hablando son cabinas de baño, vestuarios o instalaciones sanitarias; lugares que necesitan de un mobiliario que esté hecho con materiales de excelente calidad porque la salud de sus usuarios depende de ello. En este
punto y conociendo las particularidades de los espacios públicos, podemos descartar muchos materiales y optar por el compacto fenólico, un material higiénico, muy resistente y con múltiples ventajas.

¿Qué es el compacto fenólico?

Para entender por qué el compacto fenólico es el mejor material para los espacios públicos, se necesita saber qué es y por qué se está convirtiendo en el preferido por los expertos.

Los tableros de compacto fenólico surgen tras prensar papeles de resina de melanina sobre capas de celulosa impregnados con resina fenólica. En palabras más simples, se trata de un material extremadamente versátil cuya composición le permite estar disponible en una gran variedad de colores, grosores y acabados, teniendo también carácter decorativo.

Se trata de un material muy resistente a agentes externos como el vapor o el calor. Esta cualidad hace que se utilice cada vez más en lugares expuestos a la humedad y que sufren deterioro por el paso constante de personas: aeropuertos, gimnasios y transportes públicos como, por ejemplo, el metro. También sirve de barrera contra los productos químicos que son empleados en instalaciones sanitarias o baños y es resistente a golpes y agresiones mecánicas.

También se caracteriza por ser resistente al fuego y a las quemaduras de cigarro, ser amable con el medioambientalmente y no ser tóxico. Además, es fácil de limpiar y no se deforma y, por tanto es más duradero que otros materiales.

El riesgo de los espacios públicos

Del mismo modo que los médicos cuidan de nuestra salud y nos previenen de enfermedades, los encargados del diseño de los espacios interiores públicos deben tener en mente las necesidades particulares de estos lugares. Situémonos en un hospital limpio, desinfectado y minuciosamente esterilizado por el bien de los usuarios. Las puertas, las cabinas, las encimeras y el resto del mobiliario deben estar en sintonía con este principio. De nada sirve limpiar a fondo una puerta, si la suciedad y las bacterias han quedado incrustadas en ella.

Lo mismo pasa en las cabinas de baño en un colegio o instituto, que son utilizadas al día por cientos de menores que no deben estar expuestos a los peligros de un entorno insalubre o deteriorado. También en los baños públicos, en los que es muy común encontrar marcas de cigarrillos apagados en las puertas de los aseos. Pero el problema de los baños públicos no son sólo los cigarros. Lamentablemente, se cometen actos vandálicos a diario y los materiales del mobiliario deben ser lo más resistentes posible para procurar que el impacto de los daños sea el mínimo.

Gracias al compacto fenólico, la higiene y la resistencia están garantizadas. Su eficacia es máxima en todas sus aplicaciones y no es de extrañar que su popularidad haya incrementado enormemente en los últimos años.

Sus múltiples aplicaciones

Conociendo todas sus ventajas, se puede afirmar que el compacto fenólico es, sin duda, un material versátil. Al ser resistente al agua, la humedad y el moho, las ya citadas instalaciones sanitarias y cabinas de baño son actualmente las que  más lo reclaman. Pero hay muchos más espacios que dan cabida al compacto fenólico gracias a su adaptabilidad y posibilidad de ser utilizado en varios colores: el mobiliario de hostelería, las taquillas, las mamparas de ducha y en general en zonas o espacios donde el riesgo por agresiones de vapor, productos químicos, humedad, golpes o calor sea alto.

¿Dónde encontrarlo?

Actualmente existen muchas empresas que ofrecen a sus clientes la posibilidad de adquirir tableros de compacto fenólico para sus instalaciones. A la hora de elegir cuál es la mejor, hay que valorar que tanto el material como el servicio sean de la mayor calidad posible. En Instalaciones Torrejón, S.L., ponemos todo nuestro empeño en que el proceso de compra suponga un esfuerzo mínimo por parte del cliente. Tanto si estás interesado en cabinas fenólicas, en taquillas fenólicas o en encimeras fenólicas, nuestro equipo te asesorará y recomendará el uso de los mejores paneles de compacto fenólico para el interior de tu negocio.



Si quieres recibir presupuesto o información sobre nuestras mamparas de oficina, por favor, déjanos un mensaje y te responderemos lo antes posible