+34 91 816 12 16 [email protected]

El problema de muchas oficinas de Tres Cantos

Crear un entorno laboral cómodo, luminoso y bien distribuido es una de las principales preocupaciones de muchas empresas de Tres Cantos y de Madrid en general. En los últimos años, el diseño de los espacios de trabajo ha experimentado una importante transformación.

Atrás quedaron aquellos días en los que las oficinas eran completamente diáfanas y solo encontrábamos algunas mesas y sillas donde los empleados trabajaban juntos, sin separaciones o como mucho con ambientes creados mediante biombos verticales o a media altura que terminaban dando la sensación de contar con poco espacio y que el lugar se volviera muy monótono. 

Por no hablar de los continuos ruidos a los que los trabajadores estaban expuestos debido a las llamadas telefónicas, al constante sonido del teclado del ordenador y a las conversaciones de los propios trabajadores. De esta forma, las empresas sin espacios definidos se convertían en bulliciosos lugares en los que los empleados no contaban con las condiciones adecuadas para concentrarse y ser más productivos.

La nueva tendencia en las oficinas

En la actualidad, los espacios de trabajo son totalmente diferentes, donde todo se ha diseñado y distribuido para que el ambiente no solamente sea cómodo y agradable, sino también tranquilo y ordenado. Por esta razón, cuando se toma la decisión de hacer una reforma de oficina, la mayor parte de los propietarios de empresas de Tres Cantos se decantan por las mamparas divisorias. Convirtiéndose en una de las soluciones arquitectónicas preferidas debido a sus múltiples ventajas.

La seriedad, el orden y la accesibilidad son tres de los principales valores que las empresas actuales intentan transmitir tanto a sus trabajadores como a sus clientes. Y esto únicamente se puede conseguir mediante la instalación de mamparas que definan y dividan de forma flexible el espacio laboral. 

Por este motivo, es muy aconsejable tener en cuenta este tipo de elementos a la hora de realizar una reforma en la oficina. Tanto por todas las ventajas que hemos ido explicando como por las facilidades que ofrece en el proceso de montaje. Las mamparas separadores de ambientes son muy fáciles y rápidas de instalar. Pero además, pueden desmontarse o rediseñarse con gran facilidad y, de este modo, disfrutar de una división flexible en nuestra oficina, completamente adaptada a nuestras necesidades en cada momento.

Por otro lado, hay que destacar que las mamparas de oficina acaban con el problema del ruido. Y es que podemos encontrar un amplio abanico de modelos dotados de aislamiento acústico para que cada miembro de la plantilla pueda desarrollar sus funciones en un ambiente alejado del ruido y de los sonidos molestos que puedan impedirle concentrarse en aquellos momentos en los que lo necesite.

Las ventajas de las mamparas

Gracias a materiales como el vidrio, hoy en día, podemos encontrar en el mercado infinidad de diseños que permiten el paso de la luz natural hacia todas las estancias de la empresa. Al mismo tiempo que proporcionan un aire más moderno a la empresa y transmiten esa sensación de transparencia tan valorada actualmente por los empleados y clientes. Esto no quiere decir que tengamos que instalar cristaleras por todas partes. De hecho, existen mamparas de oficina mixtas que combinan materiales como el cristal y la madera para seguir manteniendo un adecuado nivel de intimidad en aquellas estancias en las que sea necesario y al mismo tiempo permitir el paso de la luz. Dos acabados completamente atemporales y que ofrecen una amplia variedad de diseños. Con lo cual, tampoco tendremos que preocuparnos porque pasen de moda y ya no encajen si decidimos cambiar la decoración del mobiliario.

Si necesitas una mampara de oficina en Madrid no dudes en consultar información y presupuesto a través de nuestro formulario de contacto.


Si quieres recibir presupuesto o información sobre nuestras mamparas de oficina, por favor, déjanos un mensaje y te responderemos lo antes posible