+34 91 816 12 16 [email protected]

No podemos negarlo. El ambiente que impera en las oficinas en Navidad hace que resulte bastante complicado concentrarse y cumplir a tiempo con todas nuestras obligaciones. Decía Benjamin Franklin «Si el tiempo es oro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches». Una frase que tiene aún más importancia hoy que en los tiempos en los que la dijo. La cuestión es que las reuniones familiares, las comidas de empresa, las compras y la decoración navideña hacen que tengamos la cabeza más en otra parte que en el trabajo. Pero seguro que cuando vuelvas después de Navidad agradecerás no haberte dejado cosas importantes pendientes. De lo contrario, la vuelta al trabajo puede convertirse en un verdadero infierno, especialmente en los primeros días. Por eso, hoy te traemos algunos consejos para mejorar la productividad en Navidad.

mejorar la productividad en Navidad

1. La técnica Pomodoro

Es normal que el ambiente de la oficina en Navidad no invite a la concentración. Que si unos hablando de la comida de empresa, que si otros cantando villancicos, que si otros charlando sobre los regalos que van a comprar… En estos momentos, te recomendamos recurrir a la técnica Pomodoro. Se trata de un método que se basa en concentrarse durante 25 minutos seguidos de manera intensa y descansar 5 minutos para relajar la mente y desconectar. Una técnica muy efectiva que además nos permite dividir las tareas grandes en otras más pequeñas y asequibles.

2. Mide el tiempo

La mejor forma de saber cuánto dedicamos a cada tarea es midiéndolo. Existen programas que puedes instalar en tu ordenador para recordarte las tareas que tienes pendientes. Únicamente tienes que decidir el tiempo que vas a dedicar a cada una. Pon alertas para que te avise si el plazo se ha cumplido. De esta forma, sentirás menos tentación de distraerte con otras cosas como el móvil.

3. Organiza las tareas por orden de prioridad

Los emails, las redes sociales, el teléfono y todo este tipo de cuestiones pueden ocasionarnos muchas distracciones a los largo de nuestra jornada laboral. Todo ello con mensajes que no están para nada relacionados con el ámbito profesional. Es importante que organices las tareas en orden de prioridad, de las más importantes a las menos, enfocando tu atención en las primeras hasta que las hayas terminado y dedicar el tiempo sobrante a las menos importantes o dejarlas para otro momento. Dedica 5 minutos a organizarlo todo. De esta forma, todo te resultará mucho más fácil.

4. Instala un gestor de tareas en tu ordenador

Los gestores de tareas son muy útiles para organizar todo lo necesario para empezar el año con mayor productividad. A todos nos gustaría desconectar y disfrutar de unos días de completo relax, pero si lo dejas todo aparcado y te marchas de vacaciones, puede que te encuentres con un aluvión de trabajo a la vuelta. En estos casos, lo mejor es aprovechar todas las ventajas que nos ofrece la tecnología para no dejar todo parado por completo. Si te organizas bien, podrás terminar las tareas más importantes en esta semana de vacaciones y, al mismo tiempo, pasar tiempo con la familia.

5. Evita todas aquellas páginas que te distraigan

Si, a pesar de todo esto, te cuesta mucho concentrarte en el trabajo, lo más aconsejable es cortar por lo sano y evitar todas aquellas páginas, aplicaciones y cosas que puedan suponer una distracción. Por ejemplo, puedes bloquearlas gracias a la aplicación RescueTime Lite.