5 Tendencias en diseño de oficinas para 2019

La sociedad cambia constantemente y los avances tecnológicos nos llevan a innovar en diversos ámbitos de nuestra vida diaria. Y, del mismo modo, las oficinas también se van adaptando y construyendo nuevos espacios de trabajo que ayuden a mejorar las relaciones entre los trabajadores. Así pues, van surgiendo nuevas tendencias en diseño de oficinas.

En 2019 daremos un giro completo al estilo nórdico que tan popular ha sido en este tipo de espacios entre 2014 y 2018. Este año empezaremos a ver como “menos es más” y cómo los estilos decorativos van dando paso al Post-Modernismo del siglo XX, con destalles y acabados artesanos que van desvinculándose del estilo industrial.

tendencias en diseño de oficinas

  1. Recuperación de lo artesano

La recuperación de lo artesano es una de las grandes tendencias en diseño de oficinas que veremos a lo largo del año 2019. Una tendencia que parte de la inquietud por rescatar la verdadera nobleza de los materiales naturales, lo que va estrechamente ligado a un proceso ético y a una industria sostenible. La sociedad está cada vez más comprometida con el medio ambiente, lo que se refleja también en las empresas. Con materiales como el bambú, que se presenta en piezas enteras y robustas que han sido mínimamente manipuladas. Pero también es habitual el uso de la piedra y el cristal.

  1. Colores cálidos y naturales

Los colores cálidos y naturales que evocan a la tierra también tendrán un gran protagonismo en el años 2019, rescatando tonos auténticos y sutiles que nos transportan a ambientes inspiradores. Es el caso del color verde piedra, el verde esmeralda, el verde moho o el verde musgo. Pero también hay líneas que apuestan por el amarillo cúrcuma, el azul brillante o el durazno vaporoso, que contrastan con los verdes claros. A los que acompaña el bronce mate y auténtico que deja atrás al champagne y al dorado.

  1. Muebles de formas orgánicas y curvas

El mobiliario de oficina también ha experimentado una gran revolución. Las formas orgánicas y curvas inspiradas en la naturaleza invaden todo, pudiendo encontrar mesas de una sola pieza con ramificaciones como si fuera un árbol. Además, los espacios abiertos van quedando atrás para dar paso a los espacios individualizados, crenado divisiones mediante elementos propios de la naturaleza como las mamparas de madera, los árboles o el musgo. Gracias a ellos, pueden realizarse funciones muy diversas que ayudan a mejorar considerablemente la productividad de los trabajadores.

  1. Confort ambiental

Las tendencias en diseño de oficina en 2019 se dirigen hacia espacios naturales muy iluminados y dotados de suelos de madera que buscan que los empleados se sientan como en casa. Siempre apostando por materiales como los tejidos naturales, la madera o el mimbre. Pero además, la iluminación también juega un papel clave dentro de este confort ambiental. Se busca el equilibrio de luz entre lo natural y lo artificial para evitar posibles efectos negativos a la vista o malestar físico.

  1. Zonas de ocio y descanso

Aunque las oficinas abiertas no desaparecen por completo y hay muchas empresas que siguen apostando por este tipo de diseños para proporcionar más espacio a sus empleados, los propietarios de las mismas apuestan cada vez más por la creación de zonas para desayunar o para descansar un rato durante la jornada laboral, lo que resulta ideal para liberar tensiones y mejorar las relaciones personales y laborales entre los trabajadores.

 

Esta entrada fue publicada en interiorismo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>