Soluciones para dividir espacios en la oficina

Las mamparas de oficina son un recurso estético que ofrece múltiples ventajas tanto desde el punto de vista de la organización de espacio como estético. Gracias a ellas, podemos separar la empresa por zonas y hacer que los espacios sean mucho más versátiles. Por eso, no es extraño que, en los últimos años, las mamparas de oficina se hayan convertido en una tendencia de moda en el mundo empresarial.

mamparas de oficina

Ventajas de las mamparas de oficina

Reducción de costes

Si las comparamos con los separadores convencionales, el ahorro económico es más que notable. Las obras suponen un alto coste tanto por el material como por la propia mano de obra. Pero además, podemos encontrarnos con muchos gastos imprevistos que terminen encareciendo el presupuesto. Hoy en día podemos instalar mamparas de oficina baratas de muchos tipos, lo que las convierte en una excelente opción para dividir espacios.

Ayuda a delimitar las zonas públicas y privadas

Las mamparas de oficina permiten delimitar el espacio, pudiendo mantener el concepto de oficina abierta pero restringiendo determinados lugares. Para ello, podemos usar distintos tipos de mamparas. Por ejemplo, podemos instalar mamparas de cristal transparentes para generar confianza en aquellos espacios en los que queramos dar esa sensación y mamparas opacas o translúcidas en aquellas zonas en las que queramos dar sensación de privacidad.

Rapidez de instalación

Aunque puede variar en función de la envergadura del proyecto, lo normal es que la instalación de las mamparas de oficina no supere los 3 días. Incluso aunque la obra sea más compleja, el tiempo siempre será menor al que se tardaría en hacer obras convencionales. Con lo cual, pueden aprovecharse los días de fiesta en los que la oficina estará cerrada para evitar perder días de trabajo.

Imagen de modernidad

Las mamparas de oficina proporcionan una apariencia más moderna a los espacios de trabajo. Con lo cual, también con una magnífica opción para darle un lavado de cara al diseño de la oficina. Eso sí, necesitarás complementarlas con mobiliario y otros elementos decorativos de estilo actual.

 

¿Qué tipos de mamparas de oficina existen?

Otra de las grandes ventajas que ofrecen las mamparas de oficina es que pueden personalizarse con todo detalle para adaptarlas al estilo del entorno. De esta forma, pueden ajustarse a la cultura de la empresa que queremos transmitir tanto a los clientes como a los trabajadores. Pero no sólo desde el punto de vista estético, sino también funcional.

  • Mamparas extraíbles: se trata de aquellas mamparas cuyos elementos pueden extraerse con facilidad y se reemplazados sin riesgo de daños. Con lo cual, pueden cambiarse cuando sea necesario.

 

  • Mamparas de cristal o semipaneles: formadas por un marco que suele ser de aluminio. Dotadas de acristalamiento doble o simple, lo que permite el paso de la luz natural.

 

  • Tabiques móviles: es una opción que pude ajustarse con gran facilidad y que puede instalarse y quitarse rápidamente para redistribuir los espacios a voluntad.

 

  • Mamparas de partición: son aquellas de tamaño más pequeño que no cubren toda la altura de la habitación, sino que se quedan a la mitad o que dejan una parte abierta arriba o abajo.

 

Gracias a los diferentes tipos de mamparas de oficina que podemos encontrar actualmente en el mercado, podemos satisfacer distintas necesidades. Por ejemplo, podemos usarlas, como decíamos antes, para delimitar determinados espacios dentro de una oficina abierta, mejorando la insonorización en aquellos lugares en los que trabajan muchos empleados. Pero también para mejorar la calidad del aislamiento térmico y acústico a través de una doble pared o para separar varios espacios y proporcionar a cada empleado su propio puesto de trabajo donde disfrute de mayor privacidad.

 

Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>