Trucos para combinar distintos estilos decorativos en una oficina

Mezclar diferentes estilos de decoración en una misma oficina puede resultar mucho más interesante que apostar por un estilo completamente uniforme en toda la empresa, dando lugar a espacios más ricos, refrescantes y dinámicos.  Y es que no hay nada como dar un toque imprevisto a una oficina para animarla. La cuestión es que hay pocas reglas a tener en cuenta cuando se trata de una decoración ecléctica pero la línea que separa la originalidad de la extravagancia es muy fina. Por eso, a continuación queremos darte algunos consejos para combinar distintos estilos decorativos en tu oficina y que el resultado sea positivo.

estilos decorativos

La arquitectura del espacio

Cuando combinamos diferentes estilos decorativos, es importante pensar cómo funcionan tanto en el tono como en la forma. Por ejemplo, pueden conseguirse resultados espectaculares mexclando muebles eclécticos que quedan influenciados por la ubicación o los elementos estructurales de la oficina. La clave está en separar los elementos de contraste con espacio suficiente para que cada estilo cuente con su propia prominencia dentro de la estancia.

Valora el espacio que tienes disponible, investiga los estilos que te gustan y que podrían funcionar juntos. Asegúrate de tener en cuenta más puntos de vista y el aspecto que tendrá la estancia cuando quede terminada. Si no vas a comprar muebles nuevos y ya lso tienes, es importante que coloques estas piezas en la habitación en primer lugar, ya que serán las primeras que llamen la atención cuando tus clientes entren a tu negocio. Para el punto focal, elige un mueble que destque por encima de los demás y deja que la pieza hable por sí misma. Esto hará que la estancia llame más la atención al entrar y que todo tenga un estilo y una personalidad más marcadas.

Crear cochesión

El color es siempre un gran elemento de cohesión entre los diferentes elementos decorativos de una estancia, por lo que es importante limitar la paleta. Pero también es muy importante tener en cuenta las proporciones para que los elementos funcionen juntos sin problema. Además, siempre ayuda a la cohesión tener varios elementos del mismo estilo que creen un equilibrio.

Elección de los colores

Aunque la repatición de un patrón de colores puede ser impactante, no es necesaria. Por ejemplo, una elección inesperada de un color moderno en una oficina con muebles tradicionales y modernos queda muy elegante y genera confianza. Colores que no tienen por qué ir siempre en las paredes, sino que pueden usarse para la tapicería y los textiles. No obstante, aunque son los colores los que captan la atención, son las texturas las que hacen que una persona se fije en la estancia más allá de la primera impresión.

Ten en cuenta los detalles

Los elementos decorativos son la mejor forma de infundir el alma del negocio y marcar su personalidad. Por eso, a la hora de combianr estilos, es fundamental que decidas cuál será el que va a predominar sobre el resto. No debes tener miedo a jugar con los colores, las texturas y los detalles. Eso sí, cuando se trata de mezclar obras de arte, es fundamental que exista una cohesión entre eellas, mostrando una escalada de proporciones y escalas. Por ejemplo, los cuadros más grandes deben ir en el centro y los más pequeños en los laterales.

Esta entrada fue publicada en interiorismo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>